Campaña informativa para fomentar la prescripción por nombre genérico

La ley de prescripción por nombre genérico fue aprobada en agosto de 2002. Según cálculos extraoficiales del Ministerio de Salud en esos días, con la sanción de esta ley “se podría ahorrar un 60 por ciento los costos en medicamentos de la población, que representarían una cifra cercana a los 4.000 millones de pesos anuales”.

El año pasado el Gobierno Nacional intentó redoblar la apuesta para la aplicación total de la ley. A través de la jornada “Genéricos, salud para todos. El acceso al medicamento como bien social” dirigentes farmacéuticos, universitarios, legisladores y otros especialistas en la materia discutieron el cumplimiento de la ley 25.649, y su impacto en el mundo de los medicamentos.

“Hay que modificar la ley de medicamentos para terminar con la facultad de los médicos de sugerir marcas comerciales, y limitar la prescripción de los fármacos sólo a su nombre genérico, y así el paciente elegirá libremente de acuerdo a sus preferencias y poder adquisitivo, explicó la legisladora en su exposición. El eje del debate fue el proyecto de ley para «fomentar la libertad de elección», evitar especulaciones «distorsionantes del mercado y promover el acceso al medicamento como bien social».

 

 

Fuente: Mirada Profesional