El litro de leche, desde el tambo al consumidor, tiene una remarcación que llega al 655%

El litro de leche, que la industria del rubro compra a $ 3.10 al tambero y lo paga a 30 días, llega al público, en algunos casos, con un 655% de recargo, con lo cual los argentinos pagamos hasta dos veces más caro que en estados Unidos y en Europa.

tapa leche

Esto se desprende de un nuevo informe (el número tres) desarrollado por la Asociación Empleados de Comercio de Rosario y con el respaldo de la Mesa de Productores de Leche de la Provincia de Santa Fe, y a través del cual se demuestra nuevamente la desmedida ganancia que obtienen los formadores de precios a costa del bolsillo de los ciudadanos.

Tomando como referencia ese precio inicial de poco más de tres pesos y aplicado a la leche La Serenísima larga vida, por 1 litro, el circuito de remarcación que se aplica al producto es este:

La industria láctea se lo vende a Jumbo a $ 11.70 (remarcación respecto del tambo de 277.42%); Jumbo lo vende al público a $ 20.30 (remarca con el 73.50% sobre el valor de compra a la industria). En este ejemplo, entre el costo inicial en el tambo y el precio de góndola, hay un incremento de 655 por ciento.
El mismo producto, en el Carrefour, la remarcación entre el precio en el tambo y el de góndola llega al 611 por ciento

Otro ejemplo es la leche Sancor larga vida también por 1 litro:

– Como siempre, partimos de $ 3.10 que es el precio que la industria le paga por litro al tambero. Lo vende a Jumbo a $ 9.60 (remarcación que aplica la industria respecto del tambo, 209.68%). Jumbo lo pone en góndola a $ 19.49. O sea que, entre los $ 3.10 y el precio al público, hay una remarcación del 629 por ciento.

Remarcaci+¦n l+ícteos_P+ígina_2

Informe N° 3

Este tercer informe también incluye a productos elaborados a partir de la leche, como manteca, crema de leche y yogur.

– Partiendo siempre de la base de $ 3.10 el litro de leche al tambero, la industria vende la manteca Sancor x 200 gramos a las grandes cadenas a $ 10.35, aplicando el 233.87 de remarcación. Esa misma manteca, Jumbo la vende a $ 22.33 (remarca con el 115.75%), con lo cual la diferencia entre el precio en el tambo y el del producto terminado en góndola llega al 720 por ciento.
– La misma manteca, en Coto, está al público a $ 19.89, con lo cual ese porcentaje es del 641 por ciento.

Otro claro ejemplo de la exorbitante diferencia entre el precio del litro en el tambo y el de góndola, en productos elaborados a partir de la leche, se da también en los yogures:

– El de marca Sancor, por 1 litro, que Jumbo lo compra a la industria a $ 12.05, lo vende al público a $ 26.15. Es decir que entre $ 3.10 el litro de leche sin elaborar, y los $ 26.15 del producto elaborado, hay una remarcación de 843 por ciento.

Frente a estos continuos atropellos, desde Empleados de Comercio instamos a todos, productores, trabajadores y consumidores a denunciar y controlar los precios para que nuestras familias puedan vivir en una Patria más justa.
Entre todos digamos NO al saqueo de los formadores de precios.