La Diplomatura en Formación Sindical y los primeros egresados

 

En el Centro de Estudio y Formación entregamos los diplomas a quienes cursaron la Diplomatura en Formación Sindical, que estuvo organizada en forma conjunta por nuestro Sindicato y el Instituto de Altos Estudios Sociales (IDAES) de la Universidad Nacional de San Martín.

Fueron 150 los compañeros que cursaron esa Diplomatura, que propuso la formación teórico-política para los trabajadores de la ciudad de Rosario, a partir de generar un nuevo espacio de vinculación entre el mundo sindical y el espacio universitario que pueda ser una experiencia específica de generación de otro tipo de ‘conocimiento’, como también de nuevas técnicas de aprendizaje, vinculados ambos con la experiencia y las prácticas cotidianas de los trabajadores.15621728_376436989358615_4627277989405494637_n

Demandas sindicales

Con el dictado de los distintos módulos, todos bajo la dirección de Alexandre Roig, decano del IDAES, y del director de la Diplomatura, Adriano Peirone, se procuró crear un espacio de escucha, articulación y reelaboración de las demandas sindicales, con la intención de ir configurando un sistema de referencia cada vez más unificado sobre las problemáticas que aquejan a todos los trabajadores y trabajadoras; a su vez, intentará constituirse en un mapa político de las diferentes particularidades que constituyen el campo de las conflictividades y desafíos puntuales de los distintos gremios de nuestro país.

La Diplomatura, cuyos módulos fueron dictados por el citado Roig y por Eduardo Rojas, José Nathanson, Oscar Madoeri, Néstor Borri, Mercedes Marcó del Pont y Ana Paula Abal Medina, entre otros profesionales, sirvió también para otorgar un salto cualitativo en la labor política de los trabajadores, delegados y dirigentes del mundo sindical.

Conducción y centralidad

Los módulos estuvieron concentrados en dos planos de trabajo concreto: por un lado, la conducción, es decir, la interlocución entre los trabajadores en tanto práctica gremial que no puede prescindir de las experiencias y demandas de los compañeros de trabajo, como así también en la claridad de los diferentes roles asumidos por cada uno; por otro lado, la centralidad en el contenido propuesto en la relación con el sector patronal, es decir, la negociación.

Y tuvo, por tanto, dos dimensiones de objetivos que estuvieron presentes de forma transversal a lo largo de todo el cursado: la conducción y la negociación.