No descansamos: queremos el Descanso Dominical

No descansamos: queremos el Descanso Dominical

 Junto al cuerpo de delegados nos movilizamos este sábado a la mañana y todos recorrimos la zona céntrica de la ciudad para reclamar por lo que nos pertenece: el Descanso Dominical.

Nos acercamos a los rosarinos para entregar en mano un volante donde volvemos a pedir por la urgente adhesión del Concejo Municipal a la Ley 13.441, aprobada por unanimidad por todos los partidos políticos en la Legislatura santafesina y reglamentada el 10 de marzo de 2015 por el gobernador Antonio Bonfatti.

En el mismo volante recordamos que el Concejo Municipal, en fecha 26 de setiembre de 2013, sancionó por unanimidad una declaración en la que todos los concejales afirmaban que “el derecho al Descanso Dominical es una conquista histórica de los trabajadores, que fue consagrado en el Congreso Nacional por la Ley 4661, del 26/08/1905, a tenor del proyecto presentado por el doctor Alfredo Palacios, convirtiéndose en una de las primeras conquistas laborales lograda por la lucha y el sacrificio de los trabajadores unidos”.

Ese mismo Concejo decía, además, que “el domingo es, por tradición, un día de disfrute del tiempo libre y de dignidad de las personas por sobre las exigencias de la vida económica, y es deber del Estado proteger al trabajador ante los excesos” y que el cierre dominical “no producirá la disminución del consumo, sino que modificará los patrones de consumo, que será direccionado por el consumidor a otros días de la semana, sin efecto negativo para la producción y el empleo”.

Luego de brindar esos fundamentos, la declaración finalizaba expresando que “el Concejo Municipal de Rosario declara su apoyo al Proyecto sobre Descanso Dominical y Feriados nacionales y Regulación de Horarios de la provincia de Santa Fe”.

Desde AEC insistimos en que no debemos cambiar un derecho por dinero, ya que el derecho colectivo está por encima del interés particular.

Luchamos por aumentos de salarios y no por la extensión de la jornada de trabajo, como lo imponen Coto, Carrefour, Jumbo y Libertad.

 Escucha el audio de la cesión del Concejo Municipal del día 26 de septiembre de 2013

https://plus.google.com/u/0/b/106254554813871371381/+aecrosario/posts

https://plus.google.com/u/0/b/106254554813871371381/+aecrosario/posts

Concejo Municipal – 26 de septiembre de 2013

 

El Concejo Municipal apoya por unanimidad la el proyecto de ley de "Descanso Dominical"

El Concejo Municipal apoya por unanimidad la el proyecto de ley de “Descanso Dominical”

Haciendo mención a la presencia de Empleados de Comercio y habiendo un expediente para tratar acerca del debate que se viene llevando en relación al recupero del Descanso Dominical, es conveniente que adelantemos el expediente en cuestión para tratarlo sobre tablas como primer punto. (Aplausos)
(…)
Le damos lectura, primeramente, a la propuesta de Despacho para que ustedes tengan la posibilidad de pronunciarse:
Concejo Municipal,
Visto el proyecto sobre Descanso Dominical y Feriados Nacionales y regulación de horarios laborales presentados ante la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe por diversas instituciones gremiales y empresariales. Y considerando:
Que el Derecho al Descanso Dominical es una conquista histórica de los trabajadores que en las últimas décadas, por motivos económicos y sociales, se ha ido perdiendo.
Que el Descanso Dominical es parte inherente de nuestra cultura y es una parte esencial de la dinámica familiar y de los trabajadores, permitiendo la conexión de sus miembros, la experiencia de vida compartida y, así, el fortalecimiento de la cohesión social.
Que el domingo es, por tradición, un día de disfrute del tiempo libre y de la recreación, y que garantizar el descanso es una muestra de la primacía de la dignidad de la persona por sobre las exigencias de la vida económica.
Que la dinámica de la economía imperante tiende sostenidamente a obviar los Derechos y beneficios de los trabajadores o adecuarlos constantemente a las necesidades del capitalismo, y que es deber del Estado garantizar y proteger al trabajador ante los excesos.
Que el trabajo debe ser entendido como una parte integral de la vida de los ciudadanos complementada con el descanso y la realización personal para garantizar una vida digna.
Que el pequeño y mediano comerciante ha abierto una situación comparable con el trabajador, viéndose obligado a trabajar él y su grupo familiar siete días a la semana sin descanso y sin posibilidad económica de solventar empleados para que los reemplacen.
Que el Descanso Dominical no produciría la reducción del consumo sino que modificará los patrones de consumo y será direccionado por el consumidor a los otros días de la semana, sin efecto negativo para la producción y el empleo.
Que los diversos actores del trabajo van a acordar la iniciativa como ser: agrupaciones empresarias, sindicatos, cámaras y asociaciones de diversos orígenes y estratos.
Que la más importante consideración tiene que sustentarse en la dignidad y humanización del trabajo y del trabajador, entendiendo las necesidades de devolver a los trabajadores el Derecho irrenunciable como es el logro del Descanso Dominical y Feriados.
Que el Descanso Dominical fue consagrado por el Congreso Nacional por Ley 4.661 del 26 de agosto de 1905 afirmando el proyecto presentado por el Dr. Alfredo Palacios y que se convirtió en una de las primeras conquistas laborales solventadas sobre la lucha y el sacrificio de los trabajadores.
Por lo anteriormente expuesto, el Concejo Municipal de Rosario declara su apoyo al proyecto sobre Descanso Dominical y Feriados Nacionales y regulación de horarios en la provincia de Santa Fe, presentado por instituciones gremiales y empresariales ante la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe con el propósito de su pronto tratamiento y aprobación.
(Aplausos)

Tiene la palabra el concejal Alberto Cortés
Damos apoyo a este proyecto y quiero recordar que este Concejo ya se ha pronunciado en otras ocasiones respecto al Descanso Dominical. Surgió una Declaración aprobada el 9 de julio del 2004 que decía que este Honorable Concejo Municipal declara su total apoyo a la lucha que viene llevando los trabajadores mercantiles por el respeto a la legislación vigente que consagra el Descanso Dominical, los días feriados y rechaza cualquier intento que tienda a sancionar esto que he dicho. También, como ahora, esto fue firmado por concejales de distintos bloques, la mayoría con mandato cumplido. (…)
(Aplausos)

Tiene la palabra la concejala Norma López
Simplemente es para apoyar esta iniciativa en la cual nos vemos reflejados. En la lucha de los trabajadores en un mundo capitalista, que avanza en detrimento de lo que significan las luchas históricas de los movimientos de los trabajadores y de los movimientos sociales, y lo que significó en nuestro país la bandera del Descanso Dominical. No es para menos que nosotros, desde la pertenencia política en la cual estamos contenidos, estemos apoyando la lucha de los trabajadores organizados para reconocer sus plenos derechos. Así que, bienvenidos a nuestra casa a los trabajadores mercantiles y apoyamos plenamente sus reivindicaciones laborales y esto que es una consigna además de laboral, que equivale también a uno de los Derechos Humanos que es también de los trabajadores. Gracias.
(Aplausos)

Tiene la palabra el concejal Héctor Cavallero
Estoy para apoyar esta iniciativa. Como dice acá, siempre se privilegian los intereses del capital por encima de los intereses de los seres humanos. Esa tarea es muy despareja porque generalmente los grandes poderes económicos no sólo son poderes económicos sino también son poderes políticos, son poderes que inciden en las decisiones en curso de las historias de los Estados. Esto viene desde muy profundo, viene de la visión de muchos legisladores socialistas que en la historia de Argentina coincidieron en llevar adelante a través del sindicato Empleados de Comercio de la República Argentina que tuvo, en su momento, la legislación obrera más avanzada de la República Argentina. Y es así que podemos nombrar, entre otros, a Alfredo Palacios, a Mario Bravo y a Enrique Dikman, y a tantos otros.
Y es así que a partir del año 1946, cuando el General Perón asume la presidencia de la Nación, lleva tres Minisitros de lujo, a mi juicio. Uno que provenía de la fuente del sindicato Empleados de Comercio, como Ministro del Interior. Otro fue un canciller de lujo, que siguiendo las líneas de Irigoyen y de Perón mantuvo el país en neutralidad. También al primer Ministro de Trabajo de la Argentina, que fue Juan Bautista Freire, un trabajador. Esta legislación del sindicato Empleados de Comercio, que es la legislación más avanzada, es la que se pone en funcionamiento como leyes para todos los trabajadores de la República Argentina. Y eso es para mí es el inicio más importante y concreto que tiene la legislación obrera de Argentina. Y en el caso del Descanso Dominical, quiero decir que justamente han partido de la resistencia, como hablábamos antes de comenzar con ustedes, de parte de estos grupos monopólicos concentrados que fueron los que más se resistieron al día domingo.
A la luz de lo que sucedió en Francia, donde se perdió la vida social que tenían los habitantes de los barrios los días domingos, comenzaron con un proceso de volver atrás y de permitir el Descanso Dominical. Luego de un gran debate, con fuerte resistencia, se logra también en los países más avanzados que el comercio cierre los días domingos porque por encima de los intereses de los capitales, que están en todo el mundo, están los intereses de los seres humanos que necesitan convivir entre ellos, con su sociedad y no vivir en resto, porque dejan a sus trabajadores al resto de la sociedad y al resto de sus familias.
Por eso nosotros no estamos en contra del desarrollo económico, sino que depende de los valores en juego. Si queremos una sociedad donde los valores supremos sean los valores materiales y espirituales del ser humano, el domingo tiene que estar cerrado y todos los empleados de comercio tienen derecho a convivir con su familia y con el resto de las familias.
(Aplausos)

Tiene la palabra el concejal Diego Giuliano
También estoy para acompañar este proyecto que realiza el cuerpo. Y también da mucho orgullo por lo siguiente: no todas las leyes o legislaciones laborales cuentan con la construcción de consenso que han logrado los actores que han estado trabajando detrás de esta disposición. Que trabajadores y empleadores se pongan de acuerdo, que hoy traigan este proyecto como producto de un trabajo, han logrado la mayor de las expresiones.
Como decía el concejal Cavallero, recordar la historia de este Descanso Dominical, entendida no solamente para satisfacer las necesidades materiales y espirituales del hombre, sino sobre todo la defensa de la familia. Defender a la familia como ese lugar sagrado donde el país también crece y donde se desarrolla el hombre.
Parecía algo muy plural esto del derecho de la familia de pasear, de comprar, de tener un día de descanso, pero no de una familia de trabajadores que estaba ahí metida en el trabajo cotidiano y en el trabajo los domingos. Esto de lograr la centralidad del domingo como el día de descanso donde se logra el descanso universal, es uno de los grandes derechos laborales que se han puesto en práctica.
No sólo hay que recordar a Alfredo Palacios allá por 1904, sino además hombres del cristianismo, es decir, son muchos los que han contribuido y colaborado. Luego el peronismo de Juan Domingo Perón nos hizo realidad muchas cosas.
Recordamos también algo que tiene que ver con Rosario, que es muy importante. En 1904, cuando surge este proyecto en la Cámara de Diputados, logra media sanción, pero cuando pasa al Senado, los senadores se tomaron un tiempo muy largo para tratar este tema. Fue tan largo el tiempo que la Sociedad de Dependientes de Comercio de Rosario realizó una huelga para apurar la sanción de este proyecto en el Senado. Esta huelga fue reprimida. Hubo un trabajador muerto, Jesús Pereyra, de 19 años. Luego de esa muerte, se declaró un paro general donde también hubo fallecidos allá por 1904. En 1905 se logra la ley, y Rosario hizo lo suyo para defender el derecho inclaudicable, muchas veces puesto en crisis por un capitalismo salvaje que no entendió que el derecho al trabajo tiene que ver con la dignidad de la persona, con la unidad de la familia y sobre todo, con el respeto a las necesidades espirituales y materiales de cada uno de los hombres. Gracias.
(Aplausos)

Tiene la palabra el concejal Manuel Sciutto
Brevemente para adherir. Quiero remarcar y agradecer a los Empleados de Comercio porque han reinstalado un tema. Atrás en el tiempo, esto fue una reivindicación que necesitó una lucha muy grande para instalarla, en donde nuestro partido, el socialismo, tuvo un rol fundamental en la lucha por el Descanso Dominical. Con el tiempo, con el cambio de costumbre, de cultura, que en realidad ha tenido que ver con intereses económicos, se fue perdiendo esa idea.
Tiene que ver con nuestras costumbres que muchos negocios de la ciudad atrapen esto con la actividad turística comercial, pero con una mirada reducida de lo que es el ocio, la recreación, y con ello se ha ido perdiendo el tema del Descanso Dominical y se ha hecho un hábito en nosotros acostumbrarnos a la existencia de esto. Por eso, retomar esta lucha, en donde todos estamos a favor, parecería que ha sido sencilla, pero sabemos que llevó tiempo, debate, y que hay intereses muy fuertes atrás de esto.
Los planteos que se escucharon en contra de esta situación se han relacionado con el tema de la recreación, del turismo. Creemos que la ciudad es mucho más que un comercio. La ciudad tiene para ofrecer, tanto a la ciudadanía local como a los turistas, actividades que tienen que ver, no sólo con los comercios, sino que por el contrario, tiene mucho más que ver con el resto de las actividades: espacios verdes, culturales, de recreación.
El otro elemento que también se plantea es el tema del rédito económico. Pero de esta manera no reduciríamos la posibilidad de tener una mejor remuneración. La mayoría de los logros laborales siempre se han rebatido con esta idea. Tenemos claro que es una excusa porque, a la larga, la inflación se va comiendo el salario y lo que queda es la pérdida de ese logro. Siempre ha sido así. Las horas extras, el Descanso Dominical, y así podemos seguir cada vez que se plantea una lucha por alguna reivindicación social. Siempre está la excusa de que la iniciativa va a perjudicar el trabajo, y no es así. Lo que siempre pasa es que el salario termina siendo la base de lo que está dispuesto a pagar el empresario y los logros sociales se van perdiendo.
Por ello, cuando hay una lucha entre lo social y el capital, siempre nos vamos a volcar por lo social. Sorpresivamente para bien, hoy vemos que hay muchos sectores que han ido adhiriendo a la iniciativa, aquí hubo unanimidad plena entre los concejales. Creo que es un gran logro, un gran avance y reinstalamos una lucha que para la provincia de Santa Fe sería un gran logro y sería un puntapié para avanzar a nivel nacional.
(Aplausos)

Tiene la palabra el concejal Jorge Boasso
Estamos convencidos de los derechos del trabajador y, en este caso, del Descanso Dominical. Hipólito Irigoyen no estuvo ajeno a una política laboral y promovió leyes laborales importantes y fundamentales para el país. Recibió en su despacho a dirigentes obreros tratando de mediar en conflictos y siempre se inclinaba a favor de la clase obrera. Recuerdo leyes que se impulsaron como la Ley de Contrato de Trabajo, la adhesión a las convenciones internacionales del Trabajo, la jornada de 8 horas, el Descanso Dominical, el Seguro por Accidente de Trabajo, el salario mínimo, la Ley de Jubilación, los Derechos de la Seguridad Social, que van mucho más allá que los derechos del Trabajo, convirtiéndolos en un derecho humano de la persona y del hombre, más allá del trabajo mismo.
Por lo tanto, estamos convencidos del reclamo y esperamos que la legislatura provincial le de uso favorable a este proyecto de ley.
Hay una anécdota que comentaba: algunos de los que representan a los grandes supermercados del país, que probablemente están en contra del Descanso Dominical, en sus países de orígenes tienen que respetar la ley. En el caso de Francia, el domingo es intocable para los trabajadores. Sin embargo, instalados aquí, hacen lo contrario a lo que Carrefour tiene que obedecer y acatar lo que sucede en su país de origen, Francia.
(Aplausos)
Por lo tanto, no nos ponemos en la curva cuando en el país se tendió a la flexibilización laboral, que no era ni más ni menos que violar derechos laborales de los trabajadores. Esto pasó no hace mucho tiempo en Argentina. Estamos convencidos que la economía debe ponerse al servicio del hombre para su dignidad y desarrollo. Gracias.

Tiene la palabra el concejal Oscar Greppi
Adhiero a la Declaración que hoy fue votada en este Concejo en forma unánime. Aquí se habló mucho de la parte histórica, y quiero hablar también de quienes gozaron de los derechos logrados por quienes hicieron esa lucha.
Yo soy hijo de un trabajador mercantil que trabajó 40 años en una misma empresa que cambió de nombre, de composición jurídica, pero nunca cambió a los trabajadores. Era una época donde los trabajadores gozaban de sus derechos y de una legislación laboral. Mi padre tenía Descanso Dominical y también los sábados. Pero con el correr de los años, cuando el neoliberalismo fue tomando cuerpo en Argentina, cuando se regaló ferrocarriles y quedaron miles de trabajadores en la calle, cuando YPF fue privatizada, se fue precarizando junto con eso la legislación laboral. El gremio mercantil no fue ajeno a tal precarización y fueron surgiendo en el curso de esos años los contratos basura, de pocos meses, con sueldos indignos y sin ningún tipo de indemnización.
Lentamente se fueron recuperando conquistas sociales y una de las conquistas que hoy se trata de recuperar es el Descanso Dominical. Quienes como familiares gozamos el tener un empleado mercantil que gozaba de un Descanso Dominical que le permitía ir a caminar por el parque, al cine, a la cancha de fútbol o a donde quisiera, solamente él sabe lo que era para un niño, para un familiar, el hecho de contar en su familia con alguien que lo pudiera contener los días domingos fundamentalmente. Hoy deseamos que esto se recupere lo más pronto posible, por eso estamos jubilosos de haber adherido a esta Declaración, y estaremos mucho más jubilosos cuando en la Cámara de Diputados de la provincia y en el Senado se apruebe esta ley en forma definitiva.
(Aplausos)

Tiene la palabra el concejal Alejandro Rosselló
Acompañamos esta lucha porque consideramos que es una lucha de las familias, cosa que nosotros tratamos de mantener como valor. Es un Derecho importantísimo, pero más que nada es un Derecho Humano. Por eso, siendo breve, queremos decir que creemos justa la lucha de los trabajadores. Así que, apoyamos esto, les damos la bienvenida y decirles que cuenten con nosotros para la reivindicación, tanto en el Descanso Dominical como en la defensa de la familia. Gracias.
(Aplausos)

Tiene la palabra el concejal Roberto Sukerman
Es un gusto enorme poder participar de esta sesión. 30 años de Democracia nos sirve para darnos cuenta de lo que ha sido la historia Argentina, porque vale la pena reconocer al día de hoy como este proyecto, que se presentó ante la legislatura de la provincia, tiene que estar representado por toda la fuerza política. En la historia del país y de la humanidad, corrió mucho sudor, sangre, lucha y muerte, pero también disputas políticas por mezquindades, por egoísmo, por no entender cómo los que realmente quienes tenían un pensamiento humanista debían acompañar sin dudarlo, más allá de quién llevaba adelante esa lucha. Si repasamos la historia del país, justamente determinadas visiones nos hizo dividirnos a partir de quién llevaba adelante determinadas leyes.
Hay que reconocer a los anarquistas y a los socialistas, a Irigoyen y a Perón y a lo que fue no sólo las leyes, porque como sabemos una cosa son las leyes y otra es que sean efectivas. No puedo dejar de recordar algo que para mí es trascendente como es la Constitución del 1949, donde por primera vez se incorporaron derechos sociales de los trabajadores. Creo que el artículo 14 bis, incorporado en el año 1957, me genera una situación sumamente contradictoria. Recién en 1994 hemos plasmado los derechos de los trabajadores. En las sucesivas Dictaduras Militares que tuvo el país, pero sobre todo la última de 1976, no sólo hubo un plan de desaparición, muertes, torturas, etc, sino además fue un plan sistemático para instalar un modelo que destruyó a los trabajadores. Una de las cosas de la Dictadura fue derribar la ley de Contrato de Trabajo.
Por eso, si tenemos una visión humanista, lo primero que tenemos que defender son los derechos de trabajadores. Ver hoy que distintas fuerzas políticas, que históricamente disputaron ciertos temas, y que hoy todos juntos podamos reivindicar los derechos de los trabajadores, es para festejar. Felicitamos por la lucha y reivindicación de todos los derechos y particularmente, en este caso por el Descanso Dominical.
(Aplausos)

Miguel Zamarini
Quiero hacer una consideración en la banca. No es costumbre que yo ocupe una banca para hablar e intervenir en los debates, pero esta oportunidad lo justifica.
Hoy, en función de la iniciativa de compañeras y compañeros de Empleados de Comercio, es un debate que nos queda muy cómodo a todos, no porque sea una cuestión de oportunismo, sino porque hay una coincidencia de parte de todas las fuerzas políticas en lo que se está planteando, y eso nos acerca y nos aproxima. Cuando se trata de objetivos que tienen que ver con la cuestión social, con la salud, con las condiciones laborales, son puntos en que todas las fuerzas políticas se ponen de acuerdo muy sencillamente.
Hago propia todas las manifestaciones que han hecho los concejales. No hay que olvidar a aquellos que estuvieron antes de los sindicatos, a todos los que formaron parte del anarquismo, que también plantearon estas luchas, las mutuales en Argentina y luego vinieron los sindicatos.
El advenimiento del Irigoyenismo marcó una etapa fundamental en la historia de Argentina con la llegada de los trabajadores al gobierno. Y luego el peronismo. Todo ello significó que haya un recogimiento de todas esas experiencias y esas luchas.
Lo que pasa es que esta cuestión de la Globalización, como siempre se dice, no traen la fórmula de la solidaridad, sino que viene para otros objetivos. El tema que nos queda a nosotros, quienes formamos parte de partidos políticos, es dar debate para que no queden en el fondo de nuestras banderas. Por suerte, organizaciones como la Asociación Empleados de Comercio, nos meten en el debate.
Como decía Cavallero, el avance de cierta filosofía en el mercado y en el sistema económico nos hacen creer, digo “nos hacen creer” porque alguna vez podríamos haber creído de que las cosas que vienen de la mano de la modernización son buenas. Y no es así.
Lo principal es que acá estamos coincidiendo en que los trabajadores y sus familias tienen derecho al Descanso Dominical y tienen derecho a estar en familia.
El derecho a la pereza estuvo consagrado y lo tenemos que mantener y conservar a través de nuestro compromiso. Y nuestro compromiso va a través de esta declaración. Acompañar al gremio junto a los legisladores de la provincia. Hoy tengo alegría porque estamos coincidiendo y estoy seguro que esto es auténtico. Agradezco al gremio por meternos en el debate y a todos los concejales por haber coincidido. Muchas gracias.
(Aplausos)

Tiene la palabra el concejal Aldo Pedro Poy
En nombre del partido Demócrata Progresista estoy muy contento con la Declaración que hemos hecho hoy en forma unánime. Siempre estaremos del lado de los trabajadores, sin duda. Coincido plenamente en todo lo que se ha dicho anteriormente y no quiero dejar pasar la oportunidad para nombrar a un político que hizo mucho por los trabajadores a principios de siglo que fue Lisando De la Torre.
Tengo una pequeña contradicción, señor Presidente, como usted sabe, por muchos años me tocó trabajar los domingos, pero fue un placer y no una imposición, por eso lo hice contento. En este caso adhiero totalmente a que el trabajador tiene que tener su descanso el domingo y los feriados para compartir, ya sea con su familia o haciendo lo que le plazca. Muchas gracias.
(Aplausos)

Tiene la palabra el concejal Osvaldo Miatello
Esto que hoy tratamos tiene que ver con una postura que tiene que ver con una idea y un diseño de ciudad. Este Concejo votó en su momento la limitación de las grandes superficies, después votó las pequeñas superficies comerciales. Hemos tenido una postura en el tema Grido en defensa de la producción rosarina. Hemos acompañado al Mercado de Productores que hacen al sentir rosarino y que hicieron grandes retribuciones a la ciudad.
Es decir, este Concejo siempre creyó que el diseño de la ciudad no lo tenía que hacer el mercado de las grandes corporaciones, sino que lo tenemos que hacer nosotros. Sé que es un momento de festejo, de celebración, pero también tengo que aclarar que esta pelea no ha terminado ni mucho menos. Las corporaciones que hoy se oponen a esto tienen mucho poder económico de manera que creo que el debate que se va a venir en la Legislatura provincial va a ser duro y espero que esto que estamos votando sirva como un granito de arena en la lucha y quedamos a disposición para lo que necesiten. Muchas gracias.
(Aplausos)