Preocupación de Empleados de Comercio frente a la inseguridad

En un hecho muy lamentable, murió este último fin de semana el joven Jonathan Herrera, de tan solo 23 años de edad, al quedar en medio de un tiroteo entre policías y delincuentes que pocos minutos antes habían cometido un robo.

Jonathan, quien era totalmente ajeno al hecho ya que se encontraba lavando su automóvil en Ayacucho y pasaje Villar, era trabajador mercantil y se desempeñaba en la tienda Falabella.
La Asociación Empleados de Comercio lamenta profundamente la muerte de esta víctima inocente, que se produjo como resultado de la inseguridad que se vive en nuestra ciudad.
Sobre este particular, la entidad sindical quiere recordar que ya había manifestado su preocupación y así se lo había manifestado en sendas cartas documentos enviadas al gobernador Antonio Bonfatti, al ministro de Seguridad Raúl Lamberto y al ministro de Trabajo provincial, Julio Genesini, todas ellas en marzo del pasado año 2014.
Si bien las notas, enviadas además a concejales y a otros funcionarios provinciales y municipales, referían a hechos delictivos contra trabajadores mercantiles que habían ocurrido en torno de las grandes superficies, también se reclamaba una mayor presencia policial en toda la ciudad.
Al respecto, Empleados de Comercio solicitaba “que se pongan en marcha, de manera inmediata, otros mecanismos de control y seguridad posibles y viables, a los efectos de garantizar y resguardar los derechos de los trabajadores, en su carácter de ciudadanos en general”.
Desde AEC manifestamos nuevamente nuestra enorme preocupación por la sucesión de actos de inseguridad, donde sobresale la violencia con los que son cometidos, a la vez que reiteramos el pedido de más presencia policial en las calles y un mayor involucramiento de las autoridades de Seguridad de nuestra provincia.