Rechazamos enérgicamente las suspensiones en Coto

Falsas argumentaciones

En forma totalmente intempestiva, y sin ningún motivo real ni valedero, la empresa Coto Cicsa ha suspendido por treinta días a alrededor de 200 trabajadores mercantiles en el ámbito de la provincia de Santa Fe, de los cuales ente 80 y 100 corresponden a las sucursales asentadas en Rosario, situación que ya hemos denunciado ante el Ministerio de Trabajo de la provincia.

Según lo afirma textualmente la empresa en los telegramas enviados, la medida obedece a “la intempestiva decisión de la Legislatura provincial (de Santa Fe) respecto de cerrar los establecimientos mercantiles los días domingos y feriados”, agregando que “dicha decisión causa irreparablemente una pérdida de trabajo y empleo del sector”.

Esto es inadmisible ya que el proyecto al que alude Coto todavía está en tratamiento parlamentario y por lo tanto no se ha convertido en ley. Es decir, utiliza un argumento falso para tomar una medida a todas luces repudiable.

La medida es, además, una falta absoluta de respeto a las instituciones de la Democracia, como son la Legislatura santafesina y la Gobernación de Santa Fe, a las que se pretende avasallar y presionar con falsos argumentos.

Como consecuencia de las suspensiones, y al no contar con todo el personal, Coto está presionando al resto de los trabajadores para que hagan horas extras, bajo amenaza de suspenderlos si no acatan esa decisión patronal.

Esos mismos trabajadores, además, fueron notificados que no pueden gozar de los días francos.

Nuestra respuesta

Ante esta medida y sus falaces argumentaciones, desde la Asociación Empleados de Comercio señalamos nuestro más absoluto rechazo y repudio a la decisión de Coto, además de señalar que claramente se trata de una presión para cuando Diputados vuelva a tratar el proyecto de Ley de Descanso Dominical.

Mientras la empresa se vale de los artículos 218, 219 y 220 de la Ley de Contrato de Trabajo (causas económicas para tomar la medida), este Sindicato afirma que, desde el punto de vista jurídico, es una “invocación fraudulenta” a esos artículos, ya que no existen las causas que menciona Coto en sus telegramas.

Desde la Asociación Empleados de Comercio también rechazamos el bloqueo que han montado en las puertas de acceso de todas las sucursales a través de la presencia de “patovicas”, buscando meter miedo ante la posibilidad de alguna manifestación de rechazo a la medida, metodología con la que siempre se maneja Alfredo Coto, el titular de la cadena de supermercados.