Reunión conjunta y ampliada en AEC por “Precios Cuidados”

La Asociación Empleados de Comercio de Rosario fue anfitriona de una importante reunión conjunta durante la cual se profundizaron acuerdos para potenciar el control de “Precios Cuidados” y, a la vez, motivar a la población para que también sea custodia de su propio bolsillo.

Participaron del encuentro el secretario general de AEC, Luis Battistelli, y otros miembros directivos, así como representantes del presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe, Luis Rubeo, de la Cámara de Supermercados de Rosario, de la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor, del Centro Unión Almaceneros y Autoservicistas y de CESyAC.

Battistelli informó a los presentes acerca del trabajo que viene haciendo el gremio para controlar el estricto cumplimiento del acuerdo enmarcado en “Precios Cuidados”, que ya va por el tercer relevamiento, además de instar a todos los presentes a seguir trabajando conjuntamente en procura de defender a los consumidores.

Paralelamente, todas las partes reunidas adelantaron su presencia en la reunión convocada para este miércoles por el presidente del Concejo Municipal, Miguel Zamarini, en torno de la Mesa de Trabajo conformada en el palacio Vasallo.

Tercer relevamiento
Los presentes también accedieron al tercer relevamiento llevado a cabo por la AEC, del 10 al 15 de este mes de marzo, en las cadenas de supermercados de capitales nacionales e internacionales.
Del nuevo trabajo surgen las siguientes novedades:
– Los porcentajes más altos de cumplimiento en la existencia de stock de “Precios Cuidados” siguen siendo encontrados en las cadenas nacionales e internacionales.

  • A pesar de este porcentaje de cumplimiento, se sigue detectando los productos de “Precios Cuidados” agotan su stock pasado el mediodía, por lo cual durante el resto de la hornada, y hasta su reposición al día siguiente, no hay posibilidades de acceder a los mismos, afectando sensiblemente la posibilidad de consumo a pesar que la demanda sigue en aumento. Se debería, en consecuencia, analizar la posibilidad de aumentar los stocks de entregas. Esta preferencia por los productos que están dentro del acuerdo no es tomada seriamente en cuenta por las grandes cadenas ya que su postura es intentar vender más pero por fuera de los Precios Cuidados, aunque la demanda demuestra claramente estar yendo contra esa corriente.

  • Siguen utilizándose, como mecanismo de reemplazo, productos de marcas propias de las grandes cadenas, a pesar que este mecanismo no está autorizado.

  • Las revistas de las grandes cadenas siguen sin publicar productos de la lista de “Precios Cuidados” a pesar de existir una normativa que los obliga a hacerlo.

  • En el caso de las cadenas locales, el alto porcentaje de ausencia de productos de “Precios Cuidados” se debe, según los empresarios del sector consultados y pertenecientes a la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Rosario (CASAR), a la falta de provisión de estos productos por parte de los proveedores y distribuidores, sector también firmante del Acuerdo de Administración de Precios que instrumentó la Secretaría de Comercio de la Nación.

  • Es importante destacar que de este tercer relevamiento hecho por la AEC surge que la lista de productos publicada por la Secretaría de Comercio de la Nación, para las cadenas locales, no está incluyendo productos básicos de la canasta. Esto sigue generando que, de alguna manera, se obligue a que el consumo se centralice sobre las grandes cadenas.

  • Es de suma importancia que se fortalezca el consumo en las cadenas y comercios locales a través de instrumentos que se implementen para facilitar la entrega de los productos acordados a través de los proveedores y distribuidores que han firmado el acuerdo. Este mecanismo permitirá fortalecer a los actores más débiles en la cadena de venta, y también asegurará el acceso de los trabajadores a los bienes y servicios de consumo básico, intentando recrear nuevamente un tejido social de cercanía que fue destruido a partir de la instalación de las grandes cadenas nacionales e Internacionales que han monopolizado y cartelizado el consumo popular.