Una vil maniobra que a Coto le jugó en contra

En la previa de la última sesión del Concejo Municipal, llevada a cabo el jueves 17 de este mes de marzo, se fueron acercando al edificio de Córdoba y 1º de Mayo algunas personas que decían ser empleados de Coto.

Ese grupo, que además integraban varios “patovicas” de Rosario y de Buenos Aires, estaba comandado por Gastón Masini, gerente de recursos humanos de esa cadena de supermercados, y por Eduardo Bufalo, gerente regional de la misma firma.

No se entendía cómo, supuestos trabajadores eran acompañados por representantes de la patronal para manifestarse en contra del Descanso Dominical, que ese día iba a ser tratado en el Palacio Vasallo.

Pero todo, y una vez más, quedó muy claro cuando se pudo registrar fotográficamente el reparto de remeras con la inscripción Coto, las que eran distribuidas entre personas que previamente habían sido buscadas en distintos barrios de Rosario.

Y ahí quedó demostrado que esas personas no eran trabajadores mercantiles sino gente pagada por Coto para que protesten contra lo que finalmente el Concejo aprobó por amplísima mayoría, o sea la adhesión a la Ley provincial 13.441.

Esas fotos, además, son una muestra incontrastable de los comentarios de la gran mayoría de los medios de comunicación de Rosario y la Región, cuando denunciaban “trabajadores truchos” promovidos por Coto.

Esta vil maniobra quedó al descubierto y fueron tan burdos sus autores que recibió el unánime repudio de los concejales, del periodismo y de la población en general.